Laboratorio Finca España
Causas caída de pelo

Caída de pelo y hormonas

Tener un pelo fuerte y sano, además de símbolo de belleza, puede ser indicativo de mantener un buen estado de salud general. Pero actualmente y cada vez en mayor medida, nos encontramos con un problema que afecta a un amplio número de personas, tanto hombres como mujeres: la caída de pelo.

Causas de la caída del cabello

Esta caída se produce básicamente por una razón: el folículo piloso (lo que comúnmente denominamos la raíz) se debilita y el filamento de pelo que sale de él, termina por desprenderse y perderse.

Pero los factores por los que esto puede producirse son muy diversos y de distinto origen. Se puede asociar la pérdida de cabello parcial o total a causas ambientales (externas) o intrínsecas de nuestro organismo (internos) como el estrés, déficit de nutrientes, afecciones del cuero cabelludo como la dermatitis, enfermedades autoinmunes, anorexia, como efecto secundario por la toma de medicación y un largo etcétera.
Lo primero que deberíamos hacer es preguntarnos si el estilo de vida que llevamos y los cuidados que le proporcionamos a nuestro cabello pueden estar perjudicando a nuestra salud capilar. Puede haber tantos tipos de cabello como personas y lo más recomendable es consultar a expertos para que determine de forma personalizada el cuidado o tratamiento más recomendable para cada caso individual.

En este artículo vamos a centrarnos en el motivo más frecuente y extendido en la población: la pérdida originada por desequilibrios hormonales.

Otro motivo que afecta a la pérdida de cabello es la toma de medicamentos, algunos ampliamente conocidos y muy notorios como la quimioterapia y otros menos agresivos como las terapias hormonales o el uso de anticonceptivos orales, ya que el desequilibrio hormonal que producen puede originar caídas de pelo temporales.

Caída del pelo en hombres

En el caso de los hombres es común la calvicie debida a la alopecia androgénica, aunque no es exclusiva de varones ya que puede darse el caso también en mujeres.
La alopecia androgénica o androgenética se debe a la conversión de la testosterona en DHT (5α-dihidrotestosterona), que en niveles elevados se puede relacionar con la pérdida de cabello.
Otro de los efectos de los desequilibrios de DHT es el cáncer de próstata.

Caída de pelo en mujeres

Otras hormonas que también están relacionadas con la caída del cabello son las hormonas tiroideas (TSH, T4 y T3), la progesterona y los estrógenos. En este caso sus desniveles están más estrechamente relacionados con la pérdida de cabello sobre todo en mujeres.

Algunas de las funciones de la glándula tiroides relacionadas con la salud capilar es estimular los folículos pilosos, equilibrar la actividad de las glándulas sebáceas asociadas a ellos y regular los ciclos de crecimiento y caída. Por este motivo, desajustes de la secreción de hormonas tiroideas (tanto hipo como hipertiroidismo) afectan a la formación del cabello: irregularidades en la producción de queratina, aumento de las secreciones sebáceas, etc.

Niveles de estrógenos y progesterona bajos están relacionados con la alopecia femenina. La progesterona es una hormona esteroidea que tiene la capacidad de bloquear la producción de la DHT, por lo que favorece la salud capilar.

pruebas-hormonales

En el caso de los estrógenos, funcionan como antagonistas indirectos de los andrógenos y afectan a la producción de una molécula que inactiva a la testosterona, impidiendo que se transforme en DHT.

El caso es que estas hormonas están sujetas a los cambios de nivel que se producen a lo largo del ciclo menstrual. Por ello, podemos apreciar que perdemos más pelo en determinados momentos del mes, lo cual es una situación normal y no debe preocuparnos si la pérdida no es excesiva. Algunos especialistas hablan de pérdidas normales de hasta 100 cabellos al día.

Además en el caso de las mujeres se dan muchas situaciones fisiológicas que provocan cambios hormonales que afectan a los ciclos de crecimiento del cabello, como pueden ser el embarazo y el momento del parto, o la menopausia y perimenopausia.

  • Durante el embarazo muchas mujeres notan una menor caída del cabello. Esto es debido a una mayor producción de progesterona y estrógeno, cuyos efectos acabamos de explicar.
  • Tras el nacimiento del bebé, los niveles de estas hormonas disminuyen, por lo que los folículos se ven expuestos a una etapa de reposo que puede extenderse en el tiempo. Se produce entonces una mayor caída del cabello pero que también tiene carácter temporal, una vez vuelvan a su equilibrio natural los niveles de hormonas.
  • Llegada la perimenopausia y menopausia, los niveles de estrógenos y progesterona sufren desequilibrios variables, que en general disminuyen sus concentraciones en sangre. Este es el motivo por el que muchas mujeres perciben una mayor caída del cabello.

 

Soluciones a la caída del cabello

Ante todo, lo más aconsejable es ponerse siempre en manos de un especialista, evitando seguir las pautas indicadas por terceras personas. Como ya comentábamos, cada uno tiene un tipo de cabello y tratamientos que pueden funcionar en unos casos, pueden no ayudar o incluso perjudicar en otros. Además, como ya hemos visto, a lo largo de nuestra vida nuestro cuerpo está sujeto a cambios y las condiciones de nuestro pelo y cuero cabelludo pueden igualmente evolucionar de diferentes formas.

El especialista podrá decantarse por diferentes tratamientos según la situación a la que nos enfrentemos. Los tratamientos médicos que se suelen pautar habitualmente son de carácter temporal y pueden centrarse en regular los desajustes hormonales o bien actuar a nivel local, mediante el uso de champús, lociones o vitaminas.

Algunos consejos que podemos seguir de forma general son:

  • Fomentar nuestro equilibrio hormonal, siguiendo en líneas generales unos hábitos de vida saludable: llevar una dieta sana, aprender a gestionar y manejar el estrés o realizar actividad física de forma regular son medidas que contribuyen al buen estado de salud general.
  • Concretamente, disminuir el consumo de azúcar en nuestra dieta reduce los niveles de insulina en sangre, lo cual favorece la salud de la glándula tiroides. Está demostrado que mujeres que presentan resistencia a la insulina desarrollan un patrón de calvicie femenina.
  • La ingesta de micronutrientes y vitaminas para la caída del cabello como el hierro, vitaminas C, A y B, biotina y zinc, así como unos niveles adecuados diarios de proteína y fibra, están también íntimamente relacionados con una buena salud de nuestro pelo.

perfil-menopausia

En Laboratorio Finca España realizamos todo tipo de análisis hormonales. Si deseas más información o asesoramiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad.

Facebooktwitterlinkedinmail

Bárbara Hernández

Licenciada en biología. Técnico superior de laboratorio de diagnóstico clínico. Supervisado por Basilio Valladares.

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de publicarse. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.