Laboratorio Finca España
Fertilidad masculina

Fertilidad masculina: pruebas de laboratorio

En este artículo explicamos las pruebas que en Laboratorio Finca España tenemos a disposición de nuestros pacientes para el estudio de la fertilidad masculina.

 

En nuestra sociedad cada día es mayor la preocupación de mujeres y hombres por los problemas que surgen a la hora de concebir hijos. Fisiológicamente, son fundamentales los factores hormonales, es decir, la capacidad que tiene nuestro organismo de generar ciertas moléculas (hormonas) que tienen un papel básico en nuestra capacidad reproductiva.

Otros factores externos que influyen en la fertilidad son nuestro ritmo de vida, el retraso en la edad a la que decidimos ser madres y padres, el estrés e incluso aspectos que pasan tan desapercibidos como el tipo de ropa que utilizamos.

Fertilidad masculina Tenerife

 

Hormonas implicadas en la fertilidad masculina

Las causas de la infertilidad pueden ser múltiples y de origen variado; por lo que su diagnóstico puede ser complicado.

Muchos de los problemas tienen un origen hormonal y se traducen en una mala formación o funcionamiento de los espermatozoides, que puede llegar a causar infertilidad en el hombre.

 

Hormonas fertilidad masculina

 

Por tanto, un análisis hormonal resulta básico para el estudio de la fertilidad masculina. Debe incluir la valoración de las siguientes hormonas:

  • Hormona Folículo Estimulante (FSH). En los hombres esta hormona favorece la producción y maduración del esperma, entre otras funciones. Después de la pubertad y a lo largo de la vida del hombre adulto, el nivel de FSH se mantiene en unos valores relativamente constantes. Por ello, la medición de la FSH puede relacionarse con la producción de un bajo número de espermatozoides, que puede desencadenar problemas de fertilidad.
  • Hormona Luteinizante (LH). Su acción está relacionada con la hormona anterior y entre sus funciones destaca estimular la secreción de testosterona en los testículos.
  • Testosterona (libre y total). Es la principal hormona sexual masculina (también conocidas como andrógenos) y es necesaria para el desarrollo normal de los espermatozoides. Además, tiene un papel clave en el desarrollo de los órganos del aparato reproductor masculino y de los caracteres sexuales secundarios (aumento del tejido muscular y óseo, crecimiento de vello corporal, etc.). Esta hormona se puede encontrar de dos maneras en nuestro organismo: de forma libre circulando en la sangre; o unida a globulinas fijadoras de hormonas sexuales (SHGB), que es la forma en la que se transporta a través de la sangre a los distintos tejidos donde va a tener función biológica. La suma de ambas se conoce como testosterona total. Es importante medir ambos niveles (libre y total) debido a las diferencias funcionales entre una y otra, ya que los efectos fisiológicos de esta hormona son mayoritariamente dependientes de los niveles de testosterona libre circulante.
  • Dihidrotestosterona (DHT): Es también una hormona androgénica, que proviene del metabolismo de la testosterona. En los hombres, aproximadamente el 5% de la testosterona es convertida en dihidrotestosterona y tiene un papel fundamental en el desarrollo de caracteres sexuales masculinos desde la formación del embrión. Su déficit está relacionado con el síndrome de pseudohermafroditismo en el varón; además, también es uno de los factores principales de la aparición de la alopecia androgénica (calvicie).
  • Prolactina: Es una hormona segregada por la hipófisis con funciones biológicas importantes en la mujer (entre otras, estimula la lactancia en las glándulas mamarias). También afecta a algunas funciones de las diferentes partes del aparato reproductor masculino (próstata, vesículas seminales y testículos). En hombres, se utiliza para realizar un seguimiento en el caso de concentraciones bajas de testosterona.

 

Puede consultar más información de otras pruebas hormonales realizadas en nuestro laboratorio.

 

Pruebas para el estudio de la fertilidad masculina

En Laboratorio Finca España tenemos a disposición de nuestros pacientes las siguientes pruebas para el estudio de la fertilidad masculina:

 

1. Espermiograma o seminograma

Esta prueba de fertilidad masculina consiste en el estudio de una muestra de semen por observación directa al microscopio, para analizar la presencia y el estado de los espermatozoides.

Espermiograma

 

Entre otros parámetros, se tiene en cuenta el volumen de la muestra, viscosidad y pH de los espermatozoides, y se estudian características como su morfología física, su movilidad y la presencia de anomalías.

Para la realización de esta prueba hay que seguir una serie de pautas.

Además, se trata de una prueba que requiere cita previa, así que si necesitas realizarla, te recomendamos contactar con el personal de laboratorio por teléfono o a través de nuestro correo electrónico, o indicárnoslo en el formulario de cita.

El plazo de entrega del resultado de esta prueba es de 24 horas.

Perfil prueba de fertilidad masculina

2. Cultivo de semen o espermocultivo

Algunas infecciones de transmisión sexual, además de ser un problema de salud para la persona que la padece y su pareja, pueden estar asociadas a problemas de fertilidad.

El cultivo de semen es una prueba de detección de algunas de estas enfermedades, en concreto las que son producidas por hongos o bacterias.

Esta prueba se realiza en conjunto con un cultivo de orina, para descartar infecciones que afecten a cualquier parte tanto del aparato reproductor masculino como del sistema urinario.

Algunas de las enfermedades que pueden desencadenar las infecciones de orina y semen en hombres son la orquitis, epididimitis, prostatitis y vesiculitis seminal.

Según la zona del tracto reproductor masculino afectada, estas infecciones pueden tener distintas consecuencias, entre otras:

  • Complicaciones en la formación de los espermatozoides.
  • Oclusión de las vías seminales.
  • Dificultar la movilidad de los espermatozoides.
  • Alteración de la información genética, por fragmentación del ADN espermático.

 

Si se detecta una infección urinaria o seminal en su fase inicial, su especialista recurrirá a un tratamiento antibiótico para su eliminación. En el caso de infecciones graves y no tratadas puede ser necesaria una intervención quirúrgica, y sólo en procesos agudos en los que no se ha conseguido curar la infección a tiempo se pueden producir infertilidad permanente.

 

3. Otras pruebas realizadas en los estudios de fertilidad

Los estudios de fertilidad también incluyen pruebas de enfermedades de transmisión sexual, como VIH y hepatitis, ya que es necesario descartarlas a la hora de decidir concebir un/a hijo/a.

En Laboratorio Finca España ponemos a su disposición paneles de pruebas de estas enfermedades.

 

Fuentes:

Facebooktwitterlinkedinmail

Bárbara Hernández

Licenciada en biología. Técnico superior de laboratorio de diagnóstico clínico

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de publicarse. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información.