Laboratorio Finca España
Laboratorio-Finca-España-Anemia

Lo que debería saber de la Anemia por deficit de Hierro

Pérdida de concentración, debilidad, falta de ánimo, palpitaciones, dolor de cabeza, vértigos o aumento de la frecuencia cardiaca son algunos de los síntomas más comunes de la anemia por déficit de hierro.

La anemia es una trastorno sanguíneo que cursa principalmente con una disminución de las concentraciones de hemoglobina. Debemos saber que esta hemoglobina forma parte de los glóbulos rojos y es la responsable de unir y transportar el oxígeno a través de la sangre. Si la hemoglobina cae, los glóbulos rojos no son capaces de transportar cantidades adecuadas de oxígeno a nuestros tejidos corporales.

La falta de Hierro es la causa común de la Anemia

El hierro es un mineral esencial para la formación de glóbulos rojos sano, si nuestras cantidades de hierro son insuficientes se desencadena un tipo de anemia conocida como ferropénica. Y esta es la principal causa de consulta médica por anemia en los servicios de salud.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la Anemia ferropénica es la anemia más extendida en países desarrollados. Seguido de otras anemias menos frecuentes por déficit de ácido fólico y vit b12.

¿Puedo tener el hierro bajo?

Existen determinados sectores de la población que presentan una mayor susceptibilidad a padecer este tipo de carencias.
Una de las causas más habituales de pérdida de hierro son los sangrados.

  • Ciclos menstruales frecuentes, prolongados o abundantes suponen una significativa pérdida de sangre por lo que las mujeres en edad fértil son uno de los sectores más afectados por la anemia ferropénica.
  • Pacientes con alteraciones digestivas (ulceras pépticas, hernias, enfermedades inflamatorias del intestino, varices esofágicas, cirugías digestivas recientes, etc…) también presentan pérdidas insensible de sangre que pueden ser suficientes para desencadenar un déficit de hierro.
  • Por otro lado los deportistas de fondo (maratonianos, ciclistas y atletas) presentan ocultas pequeñas hemorragias digestivas provocadas por la falta de riego sanguíneo a las vísceras durante el ejercicio. Si a este sangrado le sumamos el aumento de las demandas de consumo de hierro por el ejercicio intenso, se pone de manifiesto una anemia que muchas veces se pasa por alto.

En determinados etapas de la vida aumentan las demandas hierro y nuestras reservas pueden agotarse.

La Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda aumentar la ingesta de alimentos ricos en hierro y asegurar su máxima absorción en el tratamiento de la Anemia.

  • Durante el embarazo aumentan los requerimientos de hierro, principalmente en los últimos dos trimestres donde los requerimientos diarios aumentan de 5 a 6 mg, una cifra que difícilmente puede alcanzarse con la dieta.
  • Los niños en plena etapa de crecimiento y desarrollo, hacen que el hierro sea uno de esos nutrientes indispensable y en numerosas ocasiones la alimentación resulta insuficiente para cubrir las necesidades diarias. Por lo que la anemia ferropénica no es algo nuevo en pediatría.

La capacidad de nuestro cuerpo para absorber hierro y la falta de este mineral en nuestra dieta son factores desencadenantes de anemia.

  • Hay determinadas circunstancias en las que nuestro cuerpo no puede absorber eficazmente todo el hierro que ingerimos (celiaquía, enfermedad de Crohn, tomar demasiados antiácidos que contengan calcio, etc…).
  • Por otro lado las dietas bajas en hierro son una de las causas más habituales de anemia. ¡Ojo con las dietas estrictamente vegetarianas¡

Recomendaciones (Mitos y Verdades)

Una dieta inadecuada es uno de los desencadenante más habituales de anemia ferropénica. Debemos conocer que el hierro que ingerimos en la dieta puede ser tanto de origen animal (hemo) como de origen vegetal (no hemo) siendo no todos absorbidos de la misma manera.

¿Qué alimentos son realmente ricos en hierro?

  • El hierro que mejor se absorbe es el de origen animal procedente de carnes rojas, pavo, conejo, hígado, pescado y yema de huevo.

Mientras que los alimentos de origen vegetal son conocidos comúnmente por su alto contenido en hierro (espinacas, lentejas, acelgas, pistachos, pipas de girasol, etc…) y tienen una menor biodisponibilidad.

¿Se puede favorecer la absorción de hierro?

Tanto para personas con riesgo de padecer anemia ferropénica como para pacientes que están bajo tratamiento oral de hierro. Es importante saber qué…

  • La vitamina C presente en los cítricos ( naranja, mandarina, kiwi, pomelo etc..) ayuda significativamente en la absorción del hierro.
  • Debemos evitar el café y el té ya que contiene determinadas sustancias (los taninos) que dificultan la absorción del hierro.
  • Tomar hierro oral con el estomago vacío aumenta su absorción.
  • No se debe abusar de los productos ricos en calcio (leche, yogur, queso) pues este mineral puede disminuir la absorción del hierro.

Dada la alta incidencia de anemia ferropénica en nuestra sociedad hemos sentido la necesidad de elaborar un perfil para control de anemia y hierro.

En el Laboratorio Finca España nos preocupamos por su salud. Si esta interesado realizamos el perfil de control de anemia (Hemograma completo, Ferritina y Hierro) por un coste de 15€.

Ponte en contacto con nosotros en el 922 646 816 / 922 661 371 EXt-2

Foto (glóbulos rojos) extraída de demedicina.com
Facebooktwitterlinkedinmail

El Equipo del Laboratorio Finca España

Desde hace hace más de 20 años estamos comprometidos con la calidad y con un servicio adecuado a las necesidades de los pacientes.

2 comentarios en “Lo que debería saber de la Anemia por deficit de Hierro

  1. Tengo anemia ferropenica no me encuentran la causa los hematologo
    Me hicieron cantidad de exámenes de sangre hasta inmunológico y los nucleares
    Colon dos copia
    Endoscopia
    Y examen de glutaminosas
    Y genicologico si en cuentan la perdida de cierto
    Pido ayuda a e tomado por un año ácido cólico sulfato ferroso y vitaminas y alimentos en hierro y no sube la hemoglobina gracias

    1. Buenas tardes Vivian,
      a la vista de tu caso en concreto y por la multitud de pruebas realizadas, te recomendamos que vuelvas a acudir a tu médico de cabecera o especialista. Son ellos los profesionales sanitarios adecuados a consultar en este caso.
      Saludos

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de publicarse. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información.